Sacado del libro: "Terror psicológico"

Pregunta: ¿Quiénes son, en realidad, los que hablan del terror psicológico de los testigos de Jehová?

 

Respuesta: En cualquier caso, no lo son los amigos de los testigos de Jehová, sino a menudo los apóstatas, pero también instituciones eclesiásticas.

Pregunta: ¿Quiénes son los -apóstatas- ? (véase nota a pié de página 103 )

Respuesta: Según lo definen los testigos de Jehova, un ?apóstata? es un miembro bautizado de la asociación religiosa, que después de un estudio intensivo de la Biblia había discernido que la Biblia es la Palabra de Dios, que es la verdad, y que como consecuencia, había confesado personalmente, solo, delante de Dios ser su Testigo, y que, a continuación, había dado prueba pública de esto mediante el bautismo en agua. Luego, en algún momento, por razones personales en contra de los principios bíblicos (fumar, adulterio y cosas semejantes), esa persona llegó al punto de olvidar su dedicación hecha a Dios, comenzando, conscientemente y sin arrepentimiento, a pasar por alto los mandatos de Dios.

 

A menudo, la culpa se atribuye a la antigua organización religiosa ? muchas veces públicamente ? sin revelar las verdaderas razones que habían llevado a la excomunión. Las prohibiciones bíblicos se presentan como si fueran prohibiciones de la organización religiosa.  

Pregunta: ¿Cuáles son, según la opinión de los testigos de Jehová, las razones para la apostasía y la acusación de que los ancianos, pero además también otros miembros de la congregación, estén ejerciendo un ?terror psíquico? sobre los hermanos que tienen dudas acerca de la seriedad de la Sociedad Watchtower? 

 Respuesta: Por lo que nosotros hemos visto, ha sido principalmente por "orgullo herido" y/o una "mala conciencia".

 

 Los requisitos morales y éticos de la Biblia se mueven a alto nivel, y tan solo el esfuerzo por llevarlos a cabo ya requiere una fe fuerte y una dedicación completa a efectuar la voluntad de Dios. Ya antaño, Adán y Eva se habían dejado llevar por las insinuaciones de  Satanás, y de esta manera perdió la humanidad el paraíso.

 

 

Pero Dios profetizó mediante la Biblia la restauración de la condición paradisíaca, y anunció una gran esperanza a quienes tienen fe en Él y en el sacrificio de redención de su Hijo, Jesucristo, y  que por ello llevan una vida cristiana. Las dudas y el reconocimiento de los errores de uno pueden resultar ser una gran carga. El ser no fumador y continuar así puede ser o llegar a ser una carga, el evitar las relaciones premaritales o extramaritales puede ser rechazado como una exigencia sin sentido, el adherirse a la neutralidad política es algo por lo que la sociedad muestra poca comprensión, la honradez en asuntos de impuestos se considera muchas veces una estupidez.

 

 

Ahora bien, si en tal situación agobiante a la persona le llegan palabras de ánimo por parte de los ancianos en conformidad con la Biblia, pero las ansias que siente ?el que duda? de continuar con las transgresiones son más fuertes ? yo quiero fumar, no quiero dormir únicamente con mi esposa, me quiero deleitar en la promiscuidad, no quiero dar al César lo que es del César, no quiero dar a Dios lo que es de Dios -, entonces la Biblia revela, por una parte, las consecuencias de tal terquedad, y correspondientemente, para aquel que no se arrepiente, se cierne el peligro de expulsión de la comunidad religiosa (Excomunión).

 

 

De las dudas por sí solas no surge ninguna apostasía, ni tan siquiera de una acción pecaminosa, sino sólo de permanecer conscientemente en el pecado, sobre lo cual advierte la Biblia, y de conscientemente ?no querer volverse atrás?. Ninguna persona es expulsada por haber cometido un pecado, sino sólo en el caso de que  esta persona, por practicar continuamente y sin arrepentimiento un pecado, demuestre ser incorregible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Biblia apoya el proceder de los testigos de Jehová, según 2 Juan 6-11; Romanos 16,17; 1 Corintios 5,11-13 y Tito 3,9-11; véase también Hebreos 10,26.27. Un arrepentimiento piadoso según la Biblia  significa un volverse atrás. (Hechos de Apóstoles 3,19).

 

 

¿Hablaría usted de terror psíquico, si un cónyuge le negara al otro su consentimiento para un amorío, si la delegación de hacienda movilizara una pesquisa fiscal, si la reacción del cuerpo al hábito de fumar fuera una enfermedad? Y la indicación de la Iglesia Católica, con relación a un tormento eterno en el fuego del infierno como consecuencia por los pecados, ¿no lo considera terror psíquico?

 

 

Seguramente tenemos que diferenciar por lo menos entre dos interpretaciones del término ?terror psíquico?: entre la real ?intimidación del alma, refiriéndose al ?ser viviente?, es decir, al hombre, por parte de otros?, como podría ser, por ejemplo, la amenaza de ?los tormentos eternos en el infierno para personas pecaminosas?, la cual ya Lutero consideraba tan horrible, y el ?terror psíquico engendrado por uno mismo?.

 

Psico ?, siqui ?, Siqui ? [en griego psyché ?alma?, palabra determinante para combinaciones con el significado de ?alma, ánimo?.

 

Terror [lat.], 1° Intimidación, supresión; 2° Gobierno de terror, de violencia; una forma de lucha política por el poder y abuso de poder (Editorial: © Meyers Lexikonverlag).

 

 

En el caso del terror psíquico engendrado por uno mismo, la persona que parece estar sufriendo acusa a otra persona u organización de estar sometiéndolo a terror psíquico. La persona que está sufriendo en realidad solo trata de encubrir su propia ?mala conciencia?, es decir, la viga en su propio ojo, mediante señalar a la paja en el ojo del otro, y trata de hacer ver allí una viga. Esa manera de pasar la culpa a ?los demás? es algo que encontramos todos los días en el círculo familiar, en el empleo, en nuestro entorno en general, llegando hasta la política y el trato de las naciones unas con otras, y esto muchas veces es el resultado de celos o del orgullo herido. Este comportamiento generalmente se considera absolutamente normal y se resume con la frase: ?El que se defiende, se acusa.?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

?Otra persona recibió un trato preferente (según mi opinión) al otorgársele un puesto, aunque yo (según mi opinión) soy mucho más apto y hasta la fecha he trabajado mucho más que él?. ¿He examinado este punto de vista con autocrítica? ¿He intentado a través de una conversación de llegar a entender el punto de vista del ?otro??

 

 

Consideremos ahora los testigos de Jehová: Las creencias religiosas de los testigos de Jehová que se basan en la Biblia, según la opinión de ellos, se pueden considerar o una carga o un placer.

 

 

Como una carga: Si para mí las tentaciones de este mundo ? el testigo de Jehová llama esto ?el sistema de cosas inicuo que está llegando a su fin? - son o llegan a ser de sobresaliente valor. Si yo mismo quiero determinar lo que es ?bueno? y lo que es ?malo?. Si mi corazón es atraído hacia otras cosas, si creo que debo de agradar a otras personas o deseo impresionarlos. Si un hobby, un título, una carrera profesional, el dinero, el sexo o la comodidad llegan a ser mis dioses. Naturalmente me siento entonces restringido por las grandes exigencias morales de la Biblia y por su llamamiento a llegar a ser  ?hacedores de la Palabra?. El estímulo por parte de otros, acaso de los ancianos, me fastidia sobremanera. Lo que pasa ahora es que llego a temer el Armagedón, y la razón para ello no la busco conmigo, sino en el ?terror psíquico? de la Sociedad Watchtower o de los ancianos.

 

Como un placer: Si antepongo los mandamientos de Dios y Su voluntad a toda tentación humana, y tengo la vista puesta en el Reino de Dios con una ?buena conciencia? y si espero e imploro el momento en que Dios asuma el poder, tal como pedimos en oración ?... venga tu Reino, hágase tu voluntad, como en el cielo así también sobre la tierra.? Según el  ?Entendimiento de la Vindicación? de la Iglesia Luterana, esa ?buena conciencia? constituye un don inmerecido de Dios, que no podemos ganarnos mediante ?buenas obras?; de la misma manera como incrementamos el saldo de una libreta de ahorros mediante nuestros ingresos (buenas obras), y además de eso recibimos intereses (compárese con 2 Samuel 12,13).

 

 

Comparto la opinión de que sí es necesario hacer algo, a saber: dirigirse personalmente hacia Dios (Hebreos 11,6) mediante la fe y la oración. Esto incluye también la fe en el ?sacrifico de redención de Jesucristo?. Dios espera que nos volvamos. En Romanos 2,13 (Traducción del Nuevo Mundo) leemos: ?Porque los oidores de ley no son los justos ante Dios, sino que a los hacedores de ley se declarará justos.?

 

 

Según el entendimiento de los testigos de Jehová, hay que preservar esta ?buena conciencia?, este continuo dirigirse hacia Dios y Cristo Jesús en el pensar y el actuar (Hebreos 10,36-39). ?Una vez una buena conciencia, siempre una buena conciencia? es engañarse a sí mismo. Al que sucumbe a este razonamiento erróneo, le puede ocurrir a su supuesta ?buena conciencia? como al contenido de un congelador al que se corta el suministro eléctrico.

 

 

 

El periódico vespertino de Hamburgo Hamburger Abendblatt del 28 de julio de 1996 afirmó: ?La vida de los seguidores de la secta no solo es marcada por prohibiciones, sino también por temores, por ejemplo, temor a los demonios. De modo que no es extraño que, según estudios, en la secta muchas más personas de lo normal enferman psíquicamente.? Lamentablemente no se mencionan los ?estudios? y sus autores, de modo que es permitido cuestionarlos.

 

 

Es obvio que con el maldesarrollo de nuestra sociedad hacia el hombre independiente se enfatiza la autodeterminación. Todas las exigencias de cumplimiento consecuente de reglas prefijadas son rechazadas, prescindiendo de la institución que las reclama, y no importa que sean las reglas de la fidelidad dentro del matrimonio. Exigencias de esa índole provocan un estrés psíquico, una enfermedad psíquica, incluso llegando hasta el suicidio, en las personas que no se pueden someter a reglas, si estas personas actúan en contra de su convicción interna, sin importar las razones que haya para ello. Al inquirir en oficinas de asesoramiento para familias, matrimonios, hijos o la vida en general, se confirma esta constatación. Los testigos de Jehová, por otro lado, actúan motivados por el gozo, según su convicción interior. El gozo es la mejor protección ante el estrés.

 

 

La respuesta de personas que son testigos de Jehová

 

La revista ?Despertad? del 8 de octubre de 1996 informa acerca de una encuesta entre los testigos de Jehová en la República Federal de Alemania, en la cual participaron 145.958 Testigos. Obviamente, se coincidió en el punto de que el estudio de la Biblia constituyó la motivación para vencer debilidades propias. Por ejemplo, resultó lo siguiente:

 

 

      30.060  de los interesados vencieron su dependencia del tabaco o las drogas.

        1.437  abandonaron el juego de azar.

        4.362  cambiaron una conducta violenta o criminal.

      11.149  dejaron rasgos característicos como los celos o el odio.

      12.820  restauraron la paz hogareña en sus familias.

 

 

Los Testigos informan que estos resultados sólo se refieren a Alemania, pero que de todos modos son típicos para los Testigos por todo el mundo.

 

Nota a pié de página 103:

Extracto del libro ?Perspicacia para comprender las Escrituras?, tomo 1,  pág. 158: "El término griego correspondiente se deriva del verbo a·fí·stē·mi,  que significa literalmente ?apartarse de?. La forma sustantiva tiene el sentido de ?deserción, abandono o rebelión?. (Hch 21:21, nota.) En el griego clásico esta se usaba para referirse a la defección política, y es con este sentido con el que se emplea el verbo en el pasaje de Hechos 5:37 sobre Judas el galileo,que ?atrajo? (a·pé·stē·se, una forma de a·fí·stē·mi) seguidores. La Versión de los Setenta, escrita en griego, usa el vocablo en Génesis 14:4 con referencia a tal tipo de rebelión. No obstante, en las Escrituras Griegas Cristianas se usa sobre todo con relación a la defección religiosa, es decir, a la renuncia o abandono de la verdadera causa, la adoración y servicio a Dios; en suma, una renuncia a lo que antes se profesaba y un abandono total de esos principios o de la fe.?