Sacado del libro: "La sucursal"

 

?Betel? significa casa de Dios. Para los testigos de Jehová es la designación para una sucursal de la Sociedad Watch Tower, que sirve para llevar a cabo diversos cometidos, sobre todo la producción y distribución del ?alimento espiritual? de los testigos de Jehová. En Alemania se halla tal centro en Selters/Taunus; y produce en el año de 1997 literatura para 58 países, entre otros para los del este, que ahora ha quedado abierto para los testigos de Jehová. En el territorio asignado a esta sucursal viven de momento 900.000 publicadores.

 

El Betel y sus trabajadores permanentes, la familia de Betel, se podría llamar también el ?orden religioso? de los testigos de Jehová. Para muchos testigos de Jehová jóvenes resulta ser una meta de gran valor el recibir una invitación para poder colaborar en Betel. Pero solo solicitan tal invitación aquellos testigos de Jehová que, después de haberse informado cabalmente acerca de las reglas en Betel, no temen el riguroso transcurso del día que reina aquí.

 

Cada trabajador en Betel ha aceptado una invitación por motivación propia y voluntaria, y algunos de los testigos de Jehová que encontré allí, ya llevan trabajando en Betel casi una vida entera. Un testigo de Jehová que ha envejecido en el servicio de tiempo completo, es atendido en todo respecto como si estuviera en un centro para ancianos moderno y bien cultivado. En diciembre de 1995 había 1098 trabajadores de Betel con comida y alojamiento gratuitos, además de algún dinero de bolsillo. Otros 80 Testigos ayudaron temporalmente en la expansión de una nave para la imprenta. En 1996, el miembro más joven contó con 19 años y el mayor con 101.

 

>> Pregunta: De modo que los trabajadores de Betel trabajan voluntariamente y solo reciben alojamiento y alimentación, junto con un poco de dinero de bolsillo. ¿Cómo se aseguran sus cuidados en la vejez?

 

Respuesta: Desde hace algunos años, la Sociedad Watch Tower reasegura a los trabajadores que cesan de su actividad en el marco de la pensión de jubilación, cotizando los pagos atrasados por el tiempo completo de su actividad, según previsto por la ley, como siervos especiales de tiempo completo; de modo que para estos trabajadores no hay ninguna pérdida financiera al jubilarse. Este arreglo ha sido concordado con el Fondo de Pensiones pertinente y es válido, entre otras cosas, para todas las comunidades parecidas a un orden. No tenemos conocimiento de ningún caso en el que trabajadores, que hayan estado en el servicio especial de tiempo completo, hubieran parado en la indigencia al llegar a la vejez o al enfermarse. De vez en cuando hay opositores, que cuestionan esta manera de manejar los asuntos de los testigos de Jehová, pero ello carece de cualquier fundamento. De modo que, si un matrimonio o un trabajador soltero cesa en el servicio especial de tiempo completo, p.ej. para cuidar de sus padres envejecidos, se cotizaría para ellos o él en cada caso las cuotas atrasadas.

 

De acuerdo con el tratado ?Bienvenidos a la Sucursal ...?, cada trabajador de Betel recibe manutención gratuita. Se ofrece a los trabajadores 3 comidas por día. También se provee gratis la camisa o la blusa planchada, el par de zapatos reparados o la ropa de cama o toalla lavada, así como el resto de la manutención. Cada semana se lavan y planchan aprox. 7.500 kg de ropa, y se devuelven listos para ser colocados en el ropero.

 

Para apoyar la manutención de la familia de Betel, en dos granjas, en la granja ?Watch Tower? y en la granja ?Wiesengrund?, se cultivan legumbres y cereales. Se mantienen pollos, cerdos y reses, y algunos otros productos mas las produce la familia de Betel misma. Una panadería y una carnicería, propias de Betel, preparan los diferentes alimentos para ser usados en la cocina.

 

Los apartamentos son pequeños, pero de buen gusto y suficientemente grandes también para matrimonios. Las viviendas que mi mujer y yo vimos, eran muy cultivadas en su decoración. Para trabajadores temporeros están disponibles habitaciones con varias camas para hombres y mujeres por separado. Si alguien lo desea, puede vivir fuera de Betel, si él mismo sufraga los gastos. Pero parece que los que se valen de esa posibilidad son solo casos excepcionales aislados.

 

Contrario a la opinión de una parte de la población de Selters, cada trabajador de Betel tiene una llave para los portales de afuera, de modo que puede salir o entrar en Betel en cualquier momento, sin tener que pedir permiso.

 

Los aprox. 1.200 trabajadores de Betel (a finales de 1995 eran exactamente 1.160) toman el almuerzo juntos, y es muy sabroso y abundante, lo que puedo confirmar por experiencia propia. Tanto las festividades como una buena copa de vino son cosas que se aprecian. (Isaías 55,1; 1 Timoteo 5,23; Isaías 55,1 ?¡Oigan, todos ustedes los sedientos! Vengan al agua. ¡Y los que no tienen dinero! Vengan, compren y coman. Sí, vengan, compren vino y leche hasta sin dinero y sin precio.?; 1 Timoteo 5,23 ?Ya no bebas agua, sino usa un poco de vino a causa de tu estómago y de tus frecuentes casos de enfermedad.? [Texto cada vez de la Traducción del Nuevo Mundo].)

 

Nuestra mesa vecina estuvo arreglada como para una fiesta y, al lado de las velas había una botella de champán, bien fría. Un grupo portugués que había terminado su trabajo temporal, dio las gracias a sus nuevos amigos por el tiempo en Betel, que pasaron juntos.

 

Todos los cuartos interiores, así como los caminos y los lugares de las instalaciones externas, estaban muy bien cuidados y limpios, prescindiendo de si se trataba de lugares para dormir, oficinas, talleres, almacenes de material, baños o caminos de conexión entre los diferentes edificios, - simplemente ejemplares. Cuando un nuevo miembro ingresa en la familia, primero asiste a un curso de introducción en Betel de 12 semanas de duración, y, según se aconseja en ese curso, cada miembro de la familia lee la Biblia entera en el primer año de estar allí.

 

Los visitantes habituales no tienen acceso a todas las áreas de trabajo. Allí es donde se produce de forma sumamente profesional, ya sea planes para edificios en detalle para Salones del Reino o centros de asambleas ?naturalmente mediante computadoras de última generación? o ya sea en prensas de rotación enormes para la producción de la literatura Watch Tower en cantidades que alcanzan los millones. Cada hora se imprimen hasta 132.000 capas de Biblia de 32 páginas cada una o folletos. La cuarta instalación grande imprime hasta 80.000 revistas por hora. En el departamento de encuadernación se juntan diariamente en dos máquinas para alzar los pliegos más de 160.000 libros de tamaño de bolsillo, y diariamente se engrapan en 15 máquinas de coser hasta 12.000 libros de bolsillo o hasta 3.000 Biblias.

 

Cada semana se cortan 2.000.000 de revistas para 32 países al formato correcto, se empaquetan en lámina de plástico encogible y se despachan. 2 guillotinas de corte triple cortan cada día 800.000 revistas con un peso total de 28 toneladas. Cada semana se terminan de producir aprox. 40 toneladas de literatura. Se pueden cargar simultáneamente seis camiones con productos listos para expedición, con un peso máximo autorizado de 7,5 toneladas cada uno.

 

El sustento completo de los trabajadores de Betel también comprende un seguro de enfermedad y, para las necesidades personales, un dinero de bolsillo adicional. Cuando van de excursión o de vacaciones, cada Betel, también en el extranjero, con inscripción previa acoge gratuitamente a todos los trabajadores de Betel que están en el servicio de tiempo completo.

 

Cuando hicimos nuestra gira, que nos llevó a todos los lugares de producción, de súbito se oyó un ?Hola? en voz alta. Mis acompañantes detectaron a su superintendente de circuito pasando una parte de su tiempo libre en Betel como trabajador. Estuvo plegando junto con su mujer cajas para literatura. Estuvo plegando y plegando cartón para formar cajas, y eso durante 8 horas al día, sin sueldo. Todo ayudante que ofrece sus fuerza laboral, es asignado donde se necesita ayuda en este momento, y esto prescindiendo de su posición oficial en la organización. Nadie pone condiciones.

 

De modo que aquí estuvo el superintendente de circuito, comparable con un primer pastor, un deán o pastor superior de una Iglesia regional protestante, asignado a plegar cartones, y obviamente lo hacía con gusto. No me atrevo a poner aquí en papel, los pensamientos que pasaron por mi cabeza al vivir esta situación, sobre todo cuando me enteré, de que otros testigos de Jehová, comparables en nuestra Iglesia con el rango de un obispo o más, se pondrían a disposición voluntariamente de la misma manera, vez tras vez. Un rango significa para los Testigos responsabilidad, el privilegio de servir, no de enriquecerse.

 

Además de su trabajo, siguen efectuando el servicio normal de un testigo de Jehová, o sea, el estudio de la Atalaya, es decir, el estudio de la Biblia en común en la congregación; el estudio de la Biblia con personas interesadas y, vez tras vez, las visitas de ?casa en casa?. Cada día comienza a la 7.00 de la mañana con oración y la consideración de una texto bíblico; cada comida se empieza y se concluye con una oración; y eso sin trabas, habiendo hasta 1.200 miembros hambrientos de la familia de Betel.

 

El Betel está abierto para el público en días laborales, durante las horas de trabajo; y el periódico ?Nassauer Neue Presse? informó el 18 de junio de 1994 extensamente acerca de un ?Tag der offenen Tür auf dem Steinfels? (?Día de puertas abiertas en el Steinfels?).

 

>> Pregunta: ¿Está activo un miembro de la familia de Betel exclusivamente en Betel?

 

Respuesta: Sí, exclusivamente. Todo miembro de la familia de Betel ha dado un voto de no ejercer ninguna actividad lucrativa secundaria.